Blog SCCALA

Miércoles, 22 Septiembre 2021 17:05

¿El Retorno a las Cadenas de Suministro Regionales?

Las evidentes dificultades que vive el comercio internacional por estos días relacionadas con los costos de los fletes y la afectación a los tiempos de respuesta han puesto sobre la mesa la reflexión ¿es el momento de reorganizar las dinámicas comerciales y las estrategias de las cadenas de suministro?

Durante los últimos meses la dinámica del comercio internacional ha presentado un comportamiento que podría denominarse de total anormalidad. Ausencia de contenedores, incremento exorbitante en los costos de los fletes, retrasos sistemáticos y crecientes en los tiempos de tránsito marítimo, desabastecimiento de las cadenas productivas, incertidumbre acerca del cumplimiento de los compromisos, cotizaciones con vigencia mínima, derrumbe total de la planeación.

Bien se conoce que la raíz de este comportamiento recae, en buena parte, en el impacto del Covid-19 sobre la gestión logística, la cual afecto los flujos normales de mercancías, el tránsito de los contenedores y de los buques, obligando a una dispendiosa reacomodación que se traduce en costos superiores para las cadenas de suministro.

Para enfrentarlo se ha optado por la construcción de nuevos contenedores para poder responder a la demanda no atendida, el incremento de las operaciones en los astilleros para dotar de más buques a la logística internacional, la recolección y movilización de contenedores desde diversas partes del mundo hacia el continente asiático, centro industrial global.  Sin embargo, estas medidas no logran atender de manera oportuna la crisis del comercio global y la incertidumbre y el incremento de los costos es el factor común por estos días.

Tal situación invita a reflexionar acerca de migrar de las cadenas de suministro globales a cadenas de suministro regionales,  en dónde se pueda trabajar con proveedores más cercanos geográficamente, brindando entonces menores tiempos de respuesta, una logística internacional menos compleja y dinamizando de paso la economía regional.

De ninguna forma sugiere ello cesar las dinámicas comerciales con los tradicionales países fabricantes, pero si reflexionar sobre los costos y vulnerabilidades que trae el manejo de una logística tan extensa en comparación con la logística regional.

La decisión de abastecimiento en mercados como los asiáticos suele estar ligada a un diferencial positivo con respecto a los costos de los bienes, los cuales al ser comparados con los costos de abastecimiento local no permiten mayor duda con respecto a cuál es la opción más conveniente. Cabe anotar que en algunos casos las empresas omiten la valoración de los costos asociados a ese modelo de abastecimiento, tales como el costo de los fletes y congestión de puertos, el manejo de los inventarios y el costo del almacenamiento, los prolongados tiempos de reposición y el impacto en el flujo de caja, e incluso el impacto en la huella de carbono.

Al integrar a la cadena de suministro proveedores locales o ubicados en países vecinos se pueden generar algunos beneficios tales como:

  • Disminución de los Tiempos de Tránsito y Menor costo de los Fletes
  • Mayor frecuencia en el suministro y mejora en la rotación de inventarios
  • Reducción de los niveles de stock, disminuyendo el capital invertido y los costos de almacenamiento

Para poder abordar este esquema se requiere contar con proveedores que ofrezcan bienes que cumplan con los estándares de calidad esperados, con una correcta programación de sus operaciones y puntualidad en las entregas, una oferta permanente de servicios, estabilidad en los precios y un enfoque de innovación y servicio.

Se requiere, por tanto, poder identificar las fortalezas exportadoras de los diferentes países de la región, transformar la oferta comercial pasando de ser proveedores de materias primas a productores de bienes con valor agregado y diferencial, así como invertir, tanto por parte de las empresas líderes como por parte de los estados, en programas de Desarrollo de Proveedores, lo cual permita la construcción de verdaderos encadenamientos productivos en la región.

Dentro de las capacidades y experiencias aprovechables se encuentran las fortalezas de México y Colombia en la industria automotriz, de Brasil en el Sector Aeroespacial, los textiles de Perú, las confecciones Centroamericanas, la tradición de Argentina y Chile en la industria alimenticia, la fortaleza de Colombia y Perú en la industria cosmética y farmacéutica, la gran abundancia de recursos naturales por toda la región, así como los Hubs para la carga aérea como el del Aeropuerto el Dorado (COL) y Guarulhos (BR) y el Canal de Panamá.

El aprovechamiento de los recursos y experiencias, el paso hacia la industrialización con criterios sostenibles y de eficiencia, el fortalecimiento de las capacidades logísticas y la inversión en los encadenamientos productivos permitirá a la región reducir su dependencia de otros mercados, disminuir la vulnerabilidad, dinamizar su oferta exportadora y encaminarse hacia un sólido desarrollo económico y empresarial.

 

Luis Leonardo Mendoza S.

Director General

SCCALA  – SUPPLY CHAIN CONSULTING & LOGISTICS ADMINISTRATOR S.A.S

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.sccala.com

Modificado por última vez en Miércoles, 22 Septiembre 2021 17:16

Contáctenos

Carrera 71D No. 48 A – 44
Bogotá  – Colombia

( 601) 5470140

( 57 ) 310 3298800  

info@sccala.com

WhatsApp

Síguenos

Indicadores económicos

Únete a nuestra comunidad

Para recibir correos electrónicos con novedades y registros del sector.
Bienvenido a la comunidad SCCALA

Powered by Tipoink

Copyright © 2018 Sccala Logística. Todos los derechos reservados.

Search