Blog SCCALA

Viernes, 08 Febrero 2019 19:21

LA TECNOLOGÍA EN LA LOGÍSTICA, ¿MODA O NECESIDAD?

Muchas personas soñamos en algún momento con tener el último teléfono móvil, el vehículo más potente o los tenis de mayor tecnología que, según dicen, incrementan el rendimiento del deportista.

Estos antojos también se dan en el mundo de la logística empresarial, pues con la llegada de las nuevas tecnologías dentro del marco de las Industrias 4.0 hemos descubierto recursos que podrían transformar radicalmente nuestra operación.

Quien no desearía tener inventarios 100% confiables; que la preparación de pedidos se haga de manera automática y sin papeles, sin errores en el Picking y en algunos casos hasta sin empleados, que el sistema le arroje los Forecast más precisos para poder programar sus procesos productivos, o que sus despachos se hagan volando en el más moderno Drone.  

Sin embargo, hay que ser muy cautos en esta materia, pues no necesariamente esas tecnologías son las pertinentes para el perfil y momento de su operación.

Dentro de este marco se pueden ubicar tecnologías tales como los Drones, los Vehículos auto-guiados y los almacenes automáticos e inteligentes (Robots inteligentes, electrovias, estanterías de carrusel, bandas transportadoras, miniloads, sistemas pallet shuttle, entre otros), los cuales permiten realizar operaciones mucho más ágiles y confiables, disminuyendo los tiempos operativos y eliminando las actividades que no generan valor.

Cabe aclarar que las inversiones en este tipo de tecnologías logran tener un mayor impacto en operaciones intensas, que demandan el uso de múltiples recursos físicos y humanos para su ejecución, en dónde la disminución de 15 segundos en la preparación de un pedido logra tener un impacto significativo para la atención total de los despachos a lo largo del día.

Así mismo, cuando en su empresa hay que realizar despachos a diferentes destinos, lograr eliminar el rol del conductor y acoger una opción de vehículos auto-guiados o quizás hacer uso de drones puede resultar atractivo, ya que esto puede brindar un importante grado de flexibilidad y agilidad para poder atender los despachos.  Sin embargo, es necesario que se evalúe cual es la disminución real del costo operativo que se genera y el impacto en el nivel de servicio.

Por lo tanto, operaciones que presenten fluctuaciones marcadas en la intensidad de sus flujos, que tengan valles constantes, sea en el día o a lo largo del mes, por inestabilidad o reducción de la demanda, deben valorar con un mayor nivel de detalle dar el paso hacia la automatización de su labor.  Ello podría conducir a tener valiosos activos fijos improductivos, los cuales van perdiendo valor con el paso del tiempo a raíz de la obsolescencia, y se aleja de forma significativa el esperado retorno de la inversión.

Situación similar ocurre con tecnologías tales como el Internet de las Cosas, la Realidad Aumentada y hasta la Inteligencia Artificial. Su aplicabilidad es infinita, pero la viabilidad de sus implementaciones logra estar condicionada por las economías a escala, las cuales permiten un mejor aprovechamiento de las inversiones que se realizan, tanto a nivel de Software como de Hardware.

 Es importante que las empresas identifiquen cuales son los verdaderos motivos que los invitan a contemplar el uso de las nuevas tecnologías, y revisen si ya han surtido las etapas internas que les conducen a buscar las soluciones disruptivas para el mejoramiento de sus operaciones. 

Antes de volcarse por la Inteligencia Artificial, es importante invertir en la Inteligencia Real, es decir, en el desarrollo de las competencias laborales y personales de sus colaboradores, invertir en entrenamiento, motivación y formación.

Antes de volcarse a automatizar las operaciones para hacerlas más ágiles y eficientes, es importante revisar dónde se encuentran los cuellos de botella, el estado de sus procesos y la comprensión de estos por parte de su personal.

Antes de volcarse a la búsqueda de soluciones informáticas sofisticadas, es importante integrar al equipo, socializar la planeación y establecer flujos eficientes de información.

Hay que redescubrir lo simple, concentrarse en la planeación, realizar operaciones limpias, alinear los procesos, eliminar los retrabajos, cohesionar el equipo y darle importancia al fortalecimiento de las cadenas de valor

No siempre requerimos tener los tenis qué nos hacen más veloces, ni el vehículo más potente, pues si la vía está llena de obstáculos, o no sabemos cómo conducirlo, no lograremos aprovechar su verdadero potencial.

Cuando el momento lo indique, cuando la realidad de la empresa lo pida, hay que realizar las inversiones en tecnología de forma responsable, planeada, meditada y calculada, orientando sus resultados a la mejora en el servicio, a la eficiencia en los procesos y la construcción de valor.

 

Para más información sobre procesos de consultoría y capacitación, ingrese a www.sccala.com 

 

Escrito por: Leonardo Mendoza S. - Director General SCCALA

Supply Chain Consulting & Logistics Administrator

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

https://twitter.com/SCCALA

https://www.facebook.com/SCCALA

Modificado por última vez en Viernes, 05 Junio 2020 02:45

Contáctenos

Carrera 71D No. 48 A – 44
Bogotá  – Colombia

( 601) 5470140

( 57 ) 310 3298800  

info@sccala.com

WhatsApp

Síguenos

Indicadores económicos

Únete a nuestra comunidad

Para recibir correos electrónicos con novedades y registros del sector.
Bienvenido a la comunidad SCCALA

Powered by Tipoink

Copyright © 2018 Sccala Logística. Todos los derechos reservados.

Search