Noticias

Martes, 11 Febrero 2020 20:06

Transportadores de alimentos dicen que no entrarán a Bogotá

Un decreto de la Alcaldía Mayor que restringe el tránsito de camiones contaminantes, detona amenaza de paro de más de 10.000 transportadores.

Tomado de: Revista Dinero

Febrero 11 de 2.020

Uno de los gremios del sector de transporte de carga, la Confederación Colombiana de Transportadores (CCT), anunció el cese de actividades en Bogotá, debido al decreto 047 de 2020, que fue expedido por la Alcaldía de Bogotá el pasado 6 de febrero y que establece algunas restricciones para los vehículos modelo 2010 o más antiguos, debido a los altos niveles de contaminación del aire en la capital del país.

Se trata del primer gran pulso entre la alcaldesa Claudia López y un sector de los transportadores de carga, recordados por los paros que han puesto en jaque la economía y la movilidad de la ciudad y del país en años anteriores.

En los últimos años, otros gremios como la Asociación Colombiana de Camioneros, han bloqueado con camiones y tractomulas algunas vías principales de la ciudad, como mecanismo de presión contra los gobiernos de turnos para conseguir mejores tarifas en la prestación del servicio o reducción en costos fijos como peajes y combustibles.

En esta oportunidad, el hecho que detonó el conflicto tiene que ver con una norma que expidió la Alcaldía Mayor en donde se establece una restricción desde las 5 de la mañana y hasta las 12 del mediodía y desde las 5 de la tarde a las 10 de la noche de este tipo de camiones, que en la mayoría de los casos son altamente contaminantes.

El presidente de la CCT, Jorge García, dijo que ante la falta de concertación con los transportadores, éstos dejarán de realizar cerca de 10.000 viajes diarios, lo que podría afectar gravemente el suministro de alimentos y otros bienes a Bogotá.

El dirigente gremial explicó que está abierto al diálogo con las autoridades distritales y dejó claro que este sector "no es el culpable de la contaminación de la ciudad", al tiempo que le echó la culpa a la calidad del combustible.

Sin embargo, cifras del Ministerio de Transporte indican que más de la mitad del parque automotor de carga del país tiene más de 15 años de operación, lo que significa que estos equipos no cuentan con tecnologías de bajas emisiones contaminantes. A esto se suma que la nueva planta de Reficar mejoró notablemente la calidad de la gasolina y el diésel al disminuir las partículas de azufre y otros componentes nocivos para el medio ambiente.

Sin embargo, hay asuntos por arreglar, especialmente, en la política pública de renovación de camiones. Al respecto, algunos representantes de la industria fabricante de vehículos de carga han expresado su preocupación por las demoras excesivas en algunos procesos de renovación del parque automotor.

La nueva política de sustitución de camiones estipula un beneficio tributario para los transportadores que realicen la actualización de los equipos. “El problema es que tramitar la devolución del IVA ante entidades como Anla y Upme puede tardar varios meses”, cuenta un vocero de Scania Trucks.

Por lo pronto, la ministra del Transporte, Ángela María Orozco, ofreció su apoyo para facilitar los diálogos y concertación entre las partes.

Tomado de: Revista Dinero

Febrero 11 de 2.020

Contáctenos

Carrera 71D No. 48 A – 44
Bogotá  – Colombia

( 601) 5470140

( 57 ) 310 3298800  

info@sccala.com

WhatsApp

Síguenos

Indicadores económicos

Únete a nuestra comunidad

Para recibir correos electrónicos con novedades y registros del sector.
Bienvenido a la comunidad SCCALA

Powered by Tipoink

Copyright © 2018 Sccala Logística. Todos los derechos reservados.

Search