Noticias

Miércoles, 18 Marzo 2020 02:18

La gran distribución se la juega al online con una logística volcada en abastecer los súper (España)

Reacciones ante las restricciones generadas por el COVID-19 en España

 

El cierre generalizado decretado por el Gobierno a todos aquellos comercios que no sean de alimentación, farmacias o estancos, ha llevado que la gran mayoría del comercio minorista en España tenga que echar el cierre. Una situación que en el mejor de los casos durará dos semanas, y cuyos efectos económicos aún están por cuantificar para un sector que en toda España da empleo a casi dos millones de personas.

 Unas consecuencias que de algún modo los grandes operadores intentarán compensar a través del canal de venta online. Empresas como El Corte Inglés, Media Markt, Fnac, además de las dominadoras del negocio textil, han anunciado que continuarán proporcionando este servicio pese a que las tiendas físicas permanezcan cerradas.

Los especialistas en alimentación, por su parte, se han topado con una sobredemanda en las últimas semanas en Madrid que ha llevado, por ejemplo, a todo un gigante como Mercadona a suspender el servicio, mientras que el resto acumulan retrasos de más de una semana en el reparto de las entregas.

 El textil es el sector mejor preparado para esta contingencia. En torno al 8% de las ventas totales del sector se producen a través de este canal, mientras que la media en el conjunto del sector del gran consumo es del 2%, según datos de Kantar, aunque en las grandes firmas los porcentajes son mayores. Mango generó en 2019 el 24% de las ventas a través del canal online, Desigual está en un 14%, Tendam se acerca al 10%. Para Inditex, en el ejercicio 2018 suponía el 14% del total. En otras grandes del retail, como El Corte Inglés, o Ikea, ese porcentaje baja al 4%, en Decathlon es del 6,5% y para Media Markt es algo más elevado, cerca del 13%.

Un entorno que, a priori, puede beneficiar al gigante del comercio electrónico online, Amazon, aunque este, igual que el resto de operadores, se enfrentan durante estos días a una complicada gestión de los recursos logísticos, ya de por sí muy exigidos por la gran demanda que están recibiendo por parte de las cadenas de supermercados.

 Según ha podido saber este diario de fuentes empresariales del sector logístico, el cierre de las tiendas de los operadores no alimentarios ha hecho que algunos de ellos paralicen el envío de mercancías previstos a sus almacenes logísticos.

Esos camiones y transportistas que quedan liberados están siendo asignados por las compañías a responder a la demanda de las cadenas de alimentación y garantizar, de esta forma, el abastecimiento constante de las tiendas, como marca el real decreto aprobado por el gobierno.

Las grandes firmas como Inditex cuentan con unos socios logísticos, en su caso XPO, que garantizan que el servicio continúe, aunque está por ver que todos puedan cumplir los plazos de entrega inicialmente comprometidos. El presidente de la patronal logística UNO, Francisco Aranda, recordó este fin de semana que el comercio online “es una función social” y pidió “no poner trabas” a su funcionamiento.

Modificado por última vez en Jueves, 04 Junio 2020 02:33

Contáctenos

Carrera 71D No. 48 A – 44
Bogotá  – Colombia

( 601) 5470140

( 57 ) 310 3298800  

info@sccala.com

WhatsApp

Síguenos

Indicadores económicos

Únete a nuestra comunidad

Para recibir correos electrónicos con novedades y registros del sector.
Bienvenido a la comunidad SCCALA

Powered by Tipoink

Copyright © 2018 Sccala Logística. Todos los derechos reservados.

Search