Noticias

Martes, 18 Diciembre 2018 17:49

El futuro de los puertos automatizados

Informe de McKinsey analiza desafíos de implementación y operacionales

Tomado de: Mundo Marítimo

Diciembre 18 de 2.018

Automatizar las operaciones de un puerto no es tarea fácil y, a menudo, se paga alto en términos de inversión, baja en productividad y alza en costos. Pero, según detalla el informe publicado por la consultora McKinsey, al cual accedió MundoMarítimo, aquellos puertos que han logrado una automatización exitosa muestran que a través de una cuidada planificación y administración se pueden sobrellevar estas dificultades: costos operacionales podrían disminuir entre 25 y 55%, mientras que la productividad podría aumentar entre 10 y 35%.

A través de una encuesta realizada a más de 40 miembros del Shanghai International Port Group en 2017, McKinsey obtuvo relevantes datos sobre qué hace exitoso a un proceso de automatización.

Puerto 4.0

Los puertos de contenedores resultan escenarios ideales para implementar esta solución tecnológica, ya que la actividad es repetitiva y predecible. El primer puerto de contenedores automatizado se desarrolló en Europa a inicios de la década de 1990, pero no ha sido sino en los últimos 6 años que la industria portuaria ha hecho su apuesta por esta innovación. Los puertos automatizados son más seguros que los convencionales: baja la cantidad de disrupciones asociadas a la interacción humana (entiéndase, accidentes) y el desempeño se hace más predecible. Con la creciente cantidad de puertos automatizados se vivirá un cambio en el paradigma, donde el operador portuario pasa a ser un coordinador de servicios asistido por una red tecnológica y digital completa.

Mitigación de efectos de conflictos laborales  

Un sistema automatizado es capaz de mitigar fuertemente el impacto de la fuerza laboral en acciones como detenciones forzadas de las operaciones, producto de conflictos laborales que repercuten directamente en el negocio portuario. En el reporte, incluso, se pone como ejemplo las industrias de almacenaje y bodegas, minería y plantas químicas, donde hay características similares a las actividades portuarias, donde se han implementado soluciones automatizadas para funciones como integración de datos, tiempos rápidos de respuesta, estandarización de procesos, controlada intervención humana, conectividad, integración de equipos, interfaz hombre-máquina y reacción humana, especialmente en el caso de resolución de conflictos.

Las claves de una automatización exitosa

Actualmente, existen cerca de 40 puertos con automatización completa o parcial, con una inversión general estimada cercana a los US$10 mil millones, con una suma similar a invertir durante los próximos 5 años. El 8% de los encuestados cree que en los próximos cinco años al menos la mitad de los actuales proyectos greenfield estarán automatizados de manera completa o parcial y 35% piensa que la proporción de puertos automatizados subirá a más de siete de cada diez. Pero no todo lo que brilla es oro: a pesar de que los encuestados  piensan que la productividad aumenta en puertos automatizados, ésta puede caer entre 7 y 15%.

Capacidades, calidad de data, operaciones separadas y manejo de excepciones son las cuatro principales barreras para la exitosa implementación de operaciones automatizadas en un puerto. En cuanto a capacidades, se refiere a las especificaciones técnicas de los profesionales requeridos para operar los sistemas, los cuales son escasos en el mercado y tardan varios años en completar su entrenamiento. 

La baja calidad de data hace referencia a manejar la información por separado. Es fundamental contar con una base de datos completa, transparente y accesible para operar de manera eficiente un puerto automatizado. Además, se deben aunar criterios en formatos, estándares y estructuras para el fácil intercambio de información.

Las operaciones por separado son otro problema a superar para una automatización exitosa. Es clave contar con una completa integración entre las operaciones del puerto, en un concierto armonioso de actividad permanente. Por último, el manejo de excepciones es el principal desafío para aumentar la productividad. Más del 60% de los encuestados estuvieron de acuerdo con que los puertos tienen grandes cantidades de excepciones, pero que el culpable es probablemente un acercamiento equivocado hacia la automatización de procesos manuales, pues se saltan un paso importante: simplificar procesos previos a su automatización.

Tomado de: Mundo Marítimo

Diciembre 18 de 2.018

Contáctenos

Carrera 71D No. 48 A – 44
Bogotá  – Colombia

( 601) 5470140

( 57 ) 310 3298800  

info@sccala.com

WhatsApp

Síguenos

Indicadores económicos

Únete a nuestra comunidad

Para recibir correos electrónicos con novedades y registros del sector.
Bienvenido a la comunidad SCCALA

Powered by Tipoink

Copyright © 2018 Sccala Logística. Todos los derechos reservados.

Search