Noticias

Viernes, 23 Marzo 2018 18:09

Acuerdo comercial con la Unión Europea, bueno pero…

Según los análisis iniciales, el impacto del Acuerdo Comercial con la Unión Europea en la economía del Ecuador podría ser significativo (0,47% del PIB, aproximadamente $ 600 millones). Esta cifra refleja el efecto combinado de los beneficios directamente

vinculados al acuerdo (0,38% del PIB) y el costo de oportunidad potencial de perder las preferencias del Sistema Generalizado de Preferencias (SGP +) y los aranceles de base (0,09% del PIB).

Las exportaciones totales de Ecuador en 2016 representaban $ 16.800 millones, incluidas las exportaciones petroleras y no petroleras. Al dividir las exportaciones y concentrarse únicamente en las exportaciones no petroleras, incluidos los productos industrializados y no industrializados, Ecuador reportó exportaciones por un valor de $ 11.750 millones. De estas exportaciones totales no petroleras, aproximadamente $ 3.385 millones se destinan a la Unión Europea (UE), es decir, el Ecuador destina aproximadamente 28% del total de las exportaciones no petroleras a este bloque de 28 países. Los productos primarios representan una gran proporción de las exportaciones de Ecuador a la UE. Los bananos por sí solos son 32% (casi 1,5 millones de toneladas por año) y lo convierten en el principal proveedor de bananos de la UE. De todos los bienes exportados del Ecuador a la UE, 60% se beneficiaron del SGP+, lo que pone de manifiesto la dependencia del Ecuador de estas concesiones. Para los productos europeos, el acuerdo trajo ajustes tarifarios a 2.565 artículos, de los cuales, 76% se eliminaron inmediatamente, 11% se desmantelará en un periodo de cinco años, que incluye medicamentos y maquinaria. El 13% restante de las exportaciones europeas a Ecuador incluyen reducciones graduales que tomarán entre 7 y 10 años en completarse, entre las cuales se encuentran los vehículos.

La experiencia colombiana

Según la experiencia de Colombia, uno de los sectores que más se ha beneficiado es el sector agropecuario, ya que las exportaciones pertenecientes a este grupo han experimentado un crecimiento de alrededor de 10%; las exportaciones agrícolas que se han incrementado más han sido el banano y el café.

El caso de Colombia sirve como un buen ejemplo porque ese país tiene una buena posición en el mercado europeo con productos muy similares a los ofrecidos por Ecuador, pues los 20 principales productos de exportación de Colombia (industriales y primarios) definen alrededor de 82% del total de las exportaciones no petroleras a la Unión Europea, que presenta un grado similar de concentración que el de Ecuador. Para analizar de manera integral los efectos económicos del Acuerdo Comercial Multipartes, es necesario tener en cuenta las áreas de mayor influencia sobre las cuales tendrá un impacto significativo. Entre ellos, se considera una importante influencia sectorial, un desequilibrio en la balanza de pagos y efectos socioeconómicos.

Análisis sectorial: hacia una mayor dependencia agrícola.

Se espera que Ecuador experimente un aumento significativo en sus exportaciones de vegetales y frutas -principalmente banano- (28,8% de sus exportaciones totales a la UE) y otros productos alimenticios (64,2% de sus exportaciones a la UE) desde 2017. El análisis sectorial basado en el pronóstico del modelo de equilibrio general de la UE muestra un aumento significativo de 16,1% para estos productos tanto a mediano como a largo plazo. Para analizar este sector, consideraremos los efectos del acuerdo sobre el banano, el producto de exportación ecuatoriano más importante. Ecuador venía perdiendo competitividad en la exportación de bananos desde la implementación de los Acuerdos de la UE con Colombia, Perú y América Central. Como los bananos no están cubiertos por las preferencias del SPG +, las diferencias en los aranceles pagados por el Ecuador y sus competidores regionales aumentaron rápidamente en los últimos años. La diferencia se ubicaba ya en 14 euros por tonelada en 2014, y habría aumentado a 39 euros por tonelada en 2020. En este sentido, el acuerdo concluido con la UE redujo esta brecha de 22 euros por tonelada en 2015 a tan solo 1 euro por tonelada tras su aplicación, y se eliminará por completo en 2020. Durante el primer año del convenio, las autoridades ecuatorianas notaron que las exportaciones de banano destinadas a Europa aumentaron 12% anual hasta octubre de 2017 y su participación en el mercado europeo pasó del 29% al 35%.[1] El principal receptor de bananos ecuatorianos en la UE fue Italia, con volúmenes que aumentaron 138% interanual con alrededor de 110.737 toneladas. Estos incrementos significativos reflejan el efecto directo del acuerdo en todo este sector, y en general han representado un aumento de 20% anual de las exportaciones ecuatorianas al bloque europeo. Sin embargo, aún es demasiado pronto para considerarlo duradero y estabilizar las proyecciones del crecimiento de las exportaciones, teniendo en cuenta los efectos iniciales del acuerdo. Los principales productores agrícolas de Ecuador esperan un incremento anual de 5% en los primeros años debido a la considerable reducción arancelaria y la estabilidad de los contratos a largo plazo. El sector agrícola sería el beneficiario más importante de este acuerdo y fortalecería la base de producción primaria de la economía ecuatoriana, movilizando recursos significativos para sus principales productos.

Análisis de balanza de pagos: presión persistente en el lado de las importaciones.

Los resultados preliminares muestran que las importaciones provenientes de la UE también aumentarían tras la firma del acuerdo comercial con esta región. Según el modelo de estimación de la Comisión Europea, el acuerdo traería al Ecuador una pequeña disminución en los precios promedio de importación (0,01%) y un aumento en los precios de exportación (0,23%). Los sectores con el mayor aumento en las cantidades de importación son las bebidas, los productos de madera, las conservas de pescado y otros productos del mar, los textiles y las prendas de vestir, los productos cárnicos y los cereales. Sin embargo, las importaciones totales provenientes de la UE aumentarán modestamente (alrededor del 1-2 %), pasando de 9 a 10% de las importaciones totales y hasta el 12% en el mediano plazo.

En los sectores más emblemáticos, las importaciones europeas han crecido más allá de las estimaciones iniciales. Por ejemplo, las cifras de importaciones de licores tras el primer año del acuerdo muestran un incremento de 110% con respecto a 2016, alcanzando los $ 30,16 millones. En el caso de los vehículos provenientes del bloque europeo, la reducción de 4,47% en los aranceles en 2017 ha generado una reducción de precios de 6%, en promedio. Esto ha permitido duplicar la comercialización de vehículos europeos en el primer año del acuerdo.

En términos de exportaciones, no se observan impactos notables por fuera del sector agrícola porque la mayoría de las exportaciones de Ecuador a la UE ya estaban libres de aranceles. Sin embargo, la recuperación de competitividad de las exportaciones de banano desde la entrada en vigor del acuerdo es considerable, reduciendo 21 euros por tonelada en aranceles en los primeros tres años (2017 - 2019) y 22 euros posteriormente. Esto habría significado una pérdida potencial de $ 1,9 mil millones por año hasta 2020.

Según la experiencia de los países andinos vecinos, con una oferta exportable similar, el crecimiento de las exportaciones se aceleró entre 2 y 3% después de la implementación de los acuerdos, sin embargo, el crecimiento de las importaciones fue más significativo en el mediano plazo, tanto en términos nominales como reales.

Esto afectaría negativamente a la balanza comercial, pudiendo provocar una disminución de las reservas y un mayor deterioro del déficit en cuenta corriente. Empero, un nivel mejorado de recaudación de impuestos de las exportaciones agrícolas podría compensar parcialmente la reducción en los ingresos fiscales de los aranceles.

Aspectos socioeconómicos: impacto sobre la pobreza y el empleo.

Wong y Kulmer (2010) sugieren que los principales canales que afectan la distribución del ingreso serían los cambios en los precios relativos y los rendimientos de los factores. El programa de liberalización del comercio programado implicaría cambios similares en los rendimientos de los factores como sucedió en Colombia y Perú durante los primeros años de su acuerdo comercial con la UE.

Aun así, el punto más importante para el análisis del impacto de la pobreza son los ajustes al sector laboral. Es probable que la mano de obra no calificada aumente en las actividades agrícolas (particularmente en el sector bananero) y esos recursos tendrían que ser compensados ​​en otros sectores con el aumento de las inversiones necesarias. Dada la importancia del sector bananero[1], donde la mano de obra es un factor importante de producción, es posible que los cambios esperados en los precios del banano gracias al mejor acceso al mercado de la UE tengan un impacto social clave en Ecuador, aumentando las oportunidades para los trabajadores no calificados.

En este sentido, el Acuerdo no representa una opción óptima para el plan de desarrollo productivo ecuatoriano, pero es necesario para la estabilidad de los flujos comerciales tradicionales. Incluso si estos resultados sugieren que el acuerdo podría beneficiar tanto a consumidores como a productores, y también ayudar a reducir la pobreza en áreas rurales, estos ajustes laborales no parecen incentivar la transición buscada por Ecuador hacia actividades de mayor valor agregado y fortalecen el modelo de agroexportación basado en las ventajas competitivas del bajo costo de la mano de obra local.

Modificado por última vez en Sábado, 12 Mayo 2018 15:49

Contáctenos

Carrera 71D No. 48 A – 44
Bogotá  – Colombia

( 601) 5470140

( 57 ) 310 3298800  

info@sccala.com

WhatsApp

Síguenos

Indicadores económicos

Únete a nuestra comunidad

Para recibir correos electrónicos con novedades y registros del sector.
Bienvenido a la comunidad SCCALA

Powered by Tipoink

Copyright © 2018 Sccala Logística. Todos los derechos reservados.

Search